© 2015 by Gabo Runner. Derechos Reservados

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
Contacto: justrun.arg@gmail.com - +54 9 351 6886612 - Córdoba - Argentina

Correr... ¿Amor de verano o para toda la vida?

February 13, 2015

 

Siempre fui una persona un poco (bastante) impulsiva, y no sé ustedes, pero tengo una mala reputación en comenzar actividades, cursos, deportes y abandonarlos a las pocas semanas. Un "triste" ejemplo podría ser mencionar la cantidad de veces que he arrancado el gimnasio y no he durado ni un mes, o alguna dieta y ¡no llegaba ni a la semana!. Y no queda ahí. Eve me obliga a que les comente otras cosas que he arrancado y no me han durado mucho tiempo: Boxeo, Aikido, Salsa, Yoga, Alemán, Italiano, Guitarra, entre otras.

 

Ahora volvamos a enero de 2014. Imagínense lo que fue para mí volver a Córdoba y dejar atrás las hermosas playas de Brasil. Estoy seguro que me entienden porque a todos nos ha pasado: No hay nada más feo que volver de vacaciones. Y más cuando eso significaba volver al "horno" de Córdoba, que pasaba uno de los veranos más calurosos de su historia. Sin embargo yo había vuelto con un objetivo: seguir corriendo. Pero no fue tan fácil como creen. De repente el objetivo que tenía era hacer algo que solo a mi me había causado algún tipo de satisfacción mental, pero que a nivel físico seguía significando una especie de tortura prehistórica. Y para colmo no tenía a nadie que me hiciera la "gamba" de acompañarme en esta locura.

 

 

Acá es cuando Eve se volvió fundamental para mí. Si bien ella, con el tiempo, supo reconocer que en un principio era capaz de hacer un "All-in" a que abandonaba todo a las pocas semanas, fue su apoyo incondicional lo que hizo que superara la barrera más difícil: continuar corriendo cuando volví a Córdoba. Su mejor estrategia fue usar en mi contra todo lo que me había gustado y había aprendido del libro "Correr para vivir, vivir para correr". "¿Llueve? Se corre. ¿Hace calor? Se corre. ¿Viene algún amigo? Invitalo a correr." y así me insistía en que no tenía que analizarlo mucho, solo hacerlo. Si nuestra idioma fuera el inglés, el JUST DO IT de Nike hubiera sido la muletilla de Eve. Incluso hasta ella se calzaba las zapatillas y me acompañaba a dar unas vueltas a la plaza del aeropuerto los días que yo menos ganas tenía. Así que si bien ella dice que hubiera apostado a que solo iba a durar unas semanas, yo creo que en su corazón aposto todo a que iba a continuar y esa confianza que me transmitió fue fundamental para no bajar los brazos en las primeras semanas de regreso a Córdoba.

 

Luego vino una de las cosas más lindas que me dio el Running. Todo aquel que me conoce un poco sabe que prácticamente no puedo pasar ni diez minutos sin hablar o "meter algún bocadillo" de Running. Los que más lo sufrieron al principio, además de mi familia, fueron mis amigos: Los de Siempre. Sin embargo, y eso demuestra la calidad de mis amigos, en vez de censurarme por cansancio, me escucharon cada cosa que les contaba hasta que todo eso comenzó a llamarles un poco la atención: o yo estaba loco o esto realmente estaba muy bueno. Si bien casi todos iban al gimnasio o se juntaban a jugar al futbol de vez en cuando, comenzaron a acompañarme cuando salía a correr. Y esta vez como espectador pude ver cómo "la magia" del Running sucedía nuevamente, esta vez en mis amigos. Tuve la suerte de poder compartir salidas con cada uno de ellos, y si bien al principio era yo quien organizaba las salidas luego fueron ellos quienes me mandaban un "¿Salimos a correr?", y eso me causaba una alegría enorme.

 

De toda esta locura surgió "Los de Siempre Running Team", y de repente el grupo de amigos que antes solo se juntaba para compartir buenos momentos y ricos asados, ahora se juntaba también en el Parque Sarmiento o en la plaza frente al Aeropuerto para correr. Luego de varios fondos (de no más de 5-6 km) nos empezó a "picar un nuevo bichito". Queríamos correr alguna carrera, con el claro objetivo de disfrutarla y vivir esa experiencia de cruzar el "arco de llegada" que escuchábamos que era tan satisfactoria.

 

 

Y fue entonces cuando, luego de dos meses de comenzar a correr, decidí junto a mis amigos inscribirme en la primera de mis carreras...

Please reload

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now